«

»

Nov 13

La guarda de los vinos

Cuando hablamos de “guarda de los vinos”, generalmente entendemos que es el proceso por el cual los vinos son llevados a una cava para su mejor evolución en el tiempo. Este concepto es acertado siempre y cuando tengamos en cuenta algunas reglas:

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la calidad y el tipo de vino con el que vamos a trabajar:

Los vinos tintos, algunos vinos blancos, algunos genéricos y sobre todo los varietales se adaptan muy bien a este proceso.

Los vinos genéricos, que están elaborados con dos o más variedades de uva, no siempre reúnen todas las condiciones para que este proceso se lleve a cabo.

Los varietales son vinos elaborados con una sóla variedad de uva, son vinos con mejor estructura, más complejos, con mayor color y un excelente alcohol.
El único encargado de hacer crecer los vinos durante la guarda es el tiempo:
El concepto de que mientras más viejos son los vinos, mejores y más sabrosos se ponen al paladar está muy difundido.

Pero desde mi punto personal esto no es siempre cierto, y mi opinión la sustento ya que entiendo que los vinos ganan en calidad siempre y cuando mantengan las características típicas de la variedad de cepa de la que provienen.

En el caso de los tintos como el Cabernet Sauvignon, el Malbec; el Tempranillo, el Merlot, etc., son vinos muy frutados, con aromas a frutas rojasácidas, con colores muy intensos y gran bouquet. En la medida en que estas características estén presentes en los vinos estibados durante un lapso prolongado de tiempo, será el único indicador de que la curva de calidad sigue siendo ascendente. Cuando estas características comienzan a desaparecer, por efecto del tiempo, es el indicador más claro que la decrepitud de esos vinos ha comenzado.

Personalmente entiendo que un vino está en su máximo esplendor entre los 5 y los 7 años después de ser envasado.

Espero que la información contenida en este posts te sea útil para el almacenamiento de tus vinos y que los puedas disfrutas siempre, manteniendose en buenas condiciones.