«

»

Mar 25

El vino y la mujer

Cada vez más mujeres se interesan por el vino y su cultura.
Son curiosas, arriesgadas. Son cada vez más exigentes y conocedoras, se animan a probar nuevos vinos y marcas no tradicionales.
Saben elegir el vino exacto para su casa o para regalar y se hacen asesorar. Ya que no suelen tener prejuicios en preguntar, aprender e investigar.

Está comprobado que las mujeres tienen más desarrollados los sentidos, sobre todo el del olfato y el del gusto, muestra de esto es que varios de los más respetados Degustadores y Expertos Internacionales… son mujeres! Como: Isabel Mijares (España); Lilyan Weston, Ingaterra; Las francesas Sra. Anne Bordenave, creadora de Vinexpo y la Sra. Beatriz Da Ros, Directora del Concurso Vinalies; y muchísimas enólogas, expertas y periodistas argentinas.

Es una relación amorosa!
Son en muchos casos las que deciden la compra de un vino en particular, por lo que las bodegas cada vez se preocupan más por captarlas diseñando etiquetas mucho más atractivas y orientadas específicamente a ellas.

Hace un año, en Estados Unidos, la consultora Rossman, Graham Associates hizo una encuesta entre 500 mujeres neoyorkinas y más de uno quedó sorprendido con los resultados. Según la encuesta:

Cerca del 57% de las mujeres consultadas prefirió el vino tinto
Sólo el 30% prefirió el vino blanco, el 9% los rosados y el 6% de las encuestadas eligió vinos espumantes del tipo Champagne.
Solamente el 5% dijo ser influenciada por avisos o acciones publicitarias y la mayoría dijo prestarle atención al consejo de amigos o círculos de entendidos.
El 40% buscó aprender más sobre vinos.
La edad de las mujeres consultadas estuvo comprendida entre los 21 y los 60 años y la mayoría conformaba un grupo de consumidores ideales para vinos de precio medio y premium.
La mayoría de las mujeres solteras y muchas de las casadas que fueron encuestadas, se compran su propio vino.
Nuestra experiencia:

En la Argentina sucede algo parecido. Por ejemplo, cuando nos visitan grupos de turistas en Bodega & Viñedos FAPES, son las mujeres quienes más preguntan y se interesan. Son las que sin saber demasiado sobre la cata de vinos reconocen más facilmente los aromas y sabores de los vinos. Y esto no deja de sorprendernos. Parecen verdaderamente expertas!
También nuestro site www.fapes.com.ar atrajo el interés de varias de ellas, y ya más del 60% de nuestros asociados al FAPES Wine Club y a nuestro servicio de Newsletters semanales son mujeres.

En los últimos años las mujeres se acercaron al vino tinto liviano, a los vinos más secos, a los champagnes demisec o nature incluso. Y en la actualidad, se están volcando a los tintos suaves, redondos, y más equilibrados.

Un dato curioso:

Un dato curioso: Cuando lanzamos al mercado nuestro vino”Don Enrique Fallardi” Pedro Giménez – Varietal 100%, Cosecha 2000, un blanco increíble! Pensamos lanzarlo como el vino para la mujer. En las degustaciones y promociones gustó muchísimo entre el público femenino, pero no se quedaron solamente con este querían más! Admás del blanco pedían probar nuestro Malbec Premium que además de ser un Varietal 100% criado en barricas de roble, es un vino robusto y muy estructurado, mucho más asociado comunmente con el paladar masculino.

La Salud:

Otro tema que acerca a la mujer y el vino es: La salud. La Dieta Mediterránea que pregona que un vaso de vino tinto en las comidas es sano y ayuda a prevenir el colesterol, les dio el argumento. Además según datos de una investigación francesa, es la mujer quien en un 75% sabe combinar mejor comida y vinos.

La Belleza:

Si quedaba un tema para que la mujer se quedara definitivamente unida al vino era la belleza…y ya esta. En Francia, en los viñedos de Bordeaux, se ha instalado un SPA del Vino. Un SPA de lujo, con un bar con 13.000 botellas y un Tratamiento a base de vino, mosto, jugos y aceite de pepitas. Hay baños en tinajas llenas de jugos y mostos, vendas empapadas en vino, masajes con aceite de pepitas de uva y cremas a base de estos componentes. Las estrellas francesas como Isabelle Adjani ya han acudido a probarlo y lo adoptaron. Hay base científica, estudios médicos y cosmetológicos que avalan el SPA y las cremas. Pero lo más importante fue el vencer el propio prejuicio.